Fosfito de Potasio

Inductor de defensas plantas

Fosfito de Potasio

El fosfito de Potasio es uno de los compuestos comerciales inductores de la defensa de las plantas.

Los fosfitos resultan de la combinación entre el ácido fosforoso e iones metales tales como:

(Al, Ca, Cu, Mn, Mg, K, Zn) Aluminio, Calcio, Cobre, Manganeso, Magnesio, Potasio, Zinc entre los más importantes.

¿Por qué el Fosfito de Potasio es importante?

Son una fuente de fósforo buena para los suelos: Fosfitos – Fosfatos – Fósforo

Inducen la síntesis de fitoalexinas debido a que estimulan la enzima(Fosfoaminoliasa), también conocida como PAL.

Son importantes en la producción de:

  • Compuestos tipo fenoles como el resveratrol
  • Ligninas
  • Suberinas
  • Derivados del ácido cinámico

Gracias a su alta movilidad dentro de la planta se inducen las fitoalexinas obteniendo un efecto sobre hongos de la familia de los oomicetos y sobre bacterias.

¿Cuándo son recomendables?

No son fungicidas ni bactericidas al uso, tampoco pueden sustituirlos en casos ataques severos, si bien pueden ser complementarios para llegar a una agricultura sostenible.

Su uso se recomienda siempre y cuando no existan deficiencias de fósforo, ya que no aporta fósforo, de hecho habría que hacer una aportación extra de fósforo.

Los nutrientes del suelo resultan ser son los principales elicitores de las plantas.

fosfito de potasio

La falta o exceso de nutrientes esenciales pueden provocar respuestas en la planta como la producción de metabolitos secundarios.

Estos metabolitos secundarios les permiten enfrentarse mejor el estrés nutricional.

El uso del fosfito de potasio funciona como preventivo, es decir que pone “en guardia” a la planta alertando los mecanismos de defensa.

Si la infección ya está instalada, es decir como acción de curativo no va a funcionar bien.

Y cuidado con esto último, porque los cobres suelen ser la esperanza en los ataques de hongos, así que no sería una buena estrategia.

Es incompatible con los cobres, deberíamos esperar al menos 15 días para hacer un tratamiento de cobre por sus interacciones.

El fosfito de potasio está dentro de los llamados inductores de defensas de las plantas.

Las Resistencias adquiridas o inducidas en las plantas desencadenan la acción de elicitores.

Previamente siempre ocurre una necrosis grande, es un “suicidio programado” de las células que rodean a la parte atacada.

A los inductores de defensas también se les llama Fitofortificantes.

Los fosfitos son inductores de defensa de origen abiótico, es decir no se producen a través de un patógeno como podría ser un virus, bacteria etc. aletargado.

Hay inductores de defensas de origen biótico que están hechos a base de paredes celulares de hongos, de bacterias entre otros.

En ambos casos lo que queremos promover es una respuesta de la planta para defenderse de las adversidades.

El fosfito de potasio se defiende muy bien de los hongos, en especial oomycetes.

En el mismo momento en que un patógeno penetra un tejido vegetal,

La planta activa señales o alarmas para tratar de bloquear el ataque frenando la infección.

Los receptores de la membrana captan esas señales desencadenando la síntesis de proteínas que reaccionan contra el patógeno así como sustancias de defensa.

Los fosfitos a diferencia de los fungicidas tradicionales, se movilizan a través del xilema y floema.

Tiene acción sistémica y por tanto se puede aplicar por cualquiera de las vías, foliar o radicular.

Al moverse por xilema y floema tiene la característica de controlar cualquier ataque de hongos en ambas vías.

Cuando es aplicado vía foliar en cítricos en prefloración se observa un incremento del número de flores, frutos cuajados y finalmente de la cosecha.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 3 =